Un emprendimiento que convierte la fruta fresca de patios hogareños en el menú saludable de empresas tecnológicas – El Mostrador

Pequeños agricultores y productores domésticos de hogares rurales están llevando sus frutas frescas a grandes compañías a través de un programa de alimentación saludable durante la jornada laboral.Esto lo logran gracias a un emprendimiento que impulsa la agricultura colaborativa para facilitar la comercialización de productos agrícolas a quienes se dificulta llegar a canales de distribución además de disminuir el desperdicio de frutos del campo.“La problemática rural es que hay una alta producción a pequeña escala. Muchos no saben cómo vender ni a quién”, explica Jorge Muñoz, ingeniero en computación y quien luego de abandonar el sector tecnológico, fundó la empresa Quillagua, que es uno de los cinco emprendimientos seleccionados para recibir durante un año la asesoría y un espacio de trabajo gratuito por parte de la consultora INcowork.Lo que hacen es recolectar los frutos de agricultores y casas rurales del sector El Vínculo de Paine y coloca estos productos en grandes compañías tecnológicas y de belleza, como Synopsys, Red Hat, Oracle y Sally Beauty, en un programa de alimentación saludable.“Vamos a las empresas en horario de trabajo y ambientamos un lugar de la oficina con yute, mimbre y greda, además de fruta, jugos naturales, hierbas medicinales y snacks saludables. Buscamos no solo llevar productos sino generar experiencias, donde las personas se conecten con lo natural a través de decoración, sabor y aromas. Las empresas son cada vez más conscientes que el bienestar impacta en su productividad”, explica Muñoz.La iniciativa nació en 2013, convocando a pequeños agricultores y productores domésticos con árboles frutales en sus patios, y efectuando repartos a domicilio. “Hemos catastrado más de 10 árboles frutales por casa, lo que equivale a 500 kilos de fruta por temporada, que muchas veces se desperdicia por falta de destino. Gracias a esta colaboración, los agricultores presentan una oferta conjunta a las empresas. Esperamos sumar más productores para disminuir el desperdicio de frutas de muy buena calidad y con historia”.

El año pasado Quillagua comercializó 350 kilos de fruta semanalmente, y para 2017 proyecta colocar 1.500 kilos a l a semanaen el mercado empresarial. Asimismo, esta iniciativa procura que los productores fijen sus precios, fomentando el comercio rural justo.“Nos llamó la atención como emprendimiento agrícola colaborativo. Sin embargo, estaba creciendo y diversificándose rápidamente, por lo que en conjunto con Quillagua decidimos suspender temporalmente el área de reparto a domicilio para focalizar los esfuerzos y generar nuevos servicios en el programa de alimentación saludable para empresas”, explica Bárbara Vargas de INcowork.Con la asesoría la empresa está abocada ahora a crear un servicio de coffee break saludable, desarrollare productos bajo la misma marca como snacks y mermeladas y definir un centro de distribución en la Región Metropolitana, próximo a las empresas que provee.

 

Origen: Un emprendimiento que convierte la fruta fresca de patios hogareños en el menú saludable de empresas tecnológicas – El Mostrador

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario